Buscar
  • Patagonia Social Media

4 formas en la que los emprendedores pueden hacer las cosas simples


El mundo del emprendimiento puede parece extremadamente complejo. Después de todo, los emprendedores tienen muchas responsabilidades diferentes en sus platos. Desde el desarrollo de productos y servicios hasta el manejo de proveedores y campañas de marketing, la lista de pendientes parece nunca acabarse.


A pesar de esto, el muy citado cliché de “manténlo simple, estúpido” sigue teniendo mucho significado para los emprendedores, sobre todo para los que traen esta actitud de hacerlo todo solos. Si mantienes la atención en una sola cosa y lo haces de forma simple, evitarás el estrés y la fatiga. Aquí te dejamos una guía para el DIY que hay en ti.

1. Enfócate en la una cosa que tu negocio hace mejor


Uno de los errores más comunes que cometen los nuevos emprendedores es querer hacer de todo para todos. Quieren ofrecer una gran variedad de productos y servicios buscando llamar la atención de su audiencia. El problema es que hacer esto suele resultar en un trabajo mediocre en todas las áreas, en lugar de hacer las cosas bien.


Esto se ilustra perfectamente en el caso de estudio de George Deeb, socio de Red Rocket Ventures. Tal como él señala en un artículo, la diferencia entre una presentación fallida y una exitosa es tener una sola área de enfoque. La empresa que fue exitosa tenía una visión clara: ser un vendedor digital de muebles para restaurantes. La empresa a la que rechazaron tenía cinco áreas en las que querían enfocarse, incluyendo ventas, ecommerce e inteligencia artificial.


Tener tantos servicios divergentes requiere de varias estrategias de negocio. Es una forma segura de diluir tus recursos. Enfocarte en una sola cosa te permitirá innovar y especializarte para ofrecer algo mucho mejor que la competencia.



2. Automatiza lo más posible


Sólo se tienen 24 horas en el día. ¿Qué actividades empresariales merecen más tu tiempo? No quieres gastar tus preciosas horas analizando datos o haciendo tareas mundanas que le restan atención a otras actividades que sí podrían hacerte llamar la atención de tu audiencia.


Las herramientas de automatización pueden ayudar a los emprendedores a usar mejor su tiempo e incluso a hacer tareas que serían demasiado complejas para ellos. Por ejemplo, una herramienta que he visto que funciona para muchos emprendedores que venden productos digitales es Kajabi, una solución todo-en-uno que hace diseño de sitios, campañas de marketing y mucho más.



En un caso de estudio que aparece en su página web, la oradora motivacional Chalene Johnson creó un reto de 30 días ofreciendo una serie de videos para ayudar a los estudiantes a establecer objetivos. El sistema Kajabi entregaba la secuencia de videos de manera automática a los estudiantes, independientemente de si se habían inscrito o no, permitiéndole a Johnson enfocarse en crear más contenido de calidad. La campaña inspiró a más de 75,000 personas que terminaron convirtiéndose en clientes y que usaron la herramienta.


3. Facilita las cosas para tu audiencia


En un artículo para Virgin, Charlie Marshall, fundador de Loaf, explica que su empresa usa lo que ellos llaman “la prueba de mamá”. “¿Es lo suficientemente simple como para que mi mamá pueda usarlo? ¿Este boletín la haría sonreír? ¿Entendería lo que tratamos de decir? Si la funcionalidad es intuitiva para los que no son tan tecnológicos, lo más probable es que la mayoría de los clientes tengan una experiencia fácil y agradable.”


La generación de leads es sólo una área más en la que el valor de lo simple se hace evidente. Muchas landing pages presentan un formato en el que le piden a los clientes registrarse para obtener información o registrarse a un boletín. Aunque conseguir esta información es fundamental para el proceso de ventas, pedir demasiada información hace que los clientes no quieran llenar todos los campos.



Según Dan Shewan de WordStream, los formatos de registro de las landing pages muestran tazas de cierre mayor cuando incluyen más de siete campos. Pide únicamente la información que realmente necesitas y esto simplifica el proceso para tu audiencia, mejorando las tasas de conversión. Este mismo principio aplica para los carritos de compra y cualquier otra área en la que interactúe el cliente: entre menos pasos tengan que dar, más fácil es que te compren.



4. Ten un plan para el crecimiento a futuro


Puede que ahora puedas manejar la carga de trabajo, mientras tu empresa sigue siendo relativamente pequeña. ¿Pero qué va a pasar cuando empiece a crecer? Entre más sombreros intentes ponerte, más difícil será hacerlo bien en todas las áreas. Terminarás con menos tiempo y energía para las cosas más importantes. Incluso puede que pierdas la pasión que sientes por tu startup cuando ésta empiece a desequilibrar tu vida personal y laboral. Por eso, tener un plan hace toda la diferencia.


¿Contratarás empleados de tiempo completo? ¿Traerás un socio? ¿Contratarás por fuera? Trabajar con un co-fundador puede ser una gran forma de compartir la carga para que ambos puedan especializarse en lo que saben hacer sin terminar agotados. Según información de SmallBizTrends, las startups que tienen dos fundadores disfrutan tres veces más el crecimiento de usuarios que los negocios que tienen un solo fundador. También son 19% menos propensos a caer en las trampas de la escala prematura, que es un común denominador del fracaso entre las startups.


La simplicidad debería ser la forma en la que haces negocios. Al tomar medidas para agilizar tus operaciones internas y facilitar las cosas a tus clientes, podrás mejorar la productividad y hacer un mejor trabajo para llegar a más personas.

1 vista

© 2019 por Asociación por el desarrollo Paralelo 47. 

Todos los derechos reservados.